Un investigador de mitos populares definió al lobisón como un perro grande, que no hace daño pero asusta, y que sale los viernes de luna llena porque “tienen un encanto muy particular”. Así no es la criatura vista.

El periodista Mario Alarcón Muñiz aclaró que no dialogó con quienes aseguran haber visto una extraña criatura negra, alta, peluda, con la cabeza alargada, en la zona de Aldea Brasilera, Colonia Ensayo y Hernández, pero por lo que tomó conocimiento, consideró que “no es un lobisón porque no tiene forma de perro sino de mono y esto es lo que dicen los testigos”.

De todos modos, el estudioso de mitos populares, opinó que “es un mito y los mitos no pueden ser nunca comprobados de manera fehaciente, por eso son mitos. Son creaciones de la imaginación humana o cosas naturales a las que uno naturalmente transforma. Y hay infinidad de interpretaciones”.

Igualmente, precisó que “el lobisón es una leyenda tradicional argentina, que tiene connotaciones propias en el Litoral”. En ese sentido ejemplificó que en Corrientes al lobisón lo llaman yaguareté abá y en otros lugares Chancho gente, pero el significado es común en los distintos lugares: el séptimo hijo varón de un mismo matrimonio.

“Probablemente es una tradición heredada de Europa, porque en algunas regiones europeas creían en estas cosas y los conquistadores trajeron mitos o supersticiones que se mezclaron con las aborígenes”, apuntó al respecto. En tanto comentó que “aquí, el lobisón es un perro grande, de orejas amplias, de color entre negro y bayo, que cuando mueve la cabeza hace gran ruido y asusta a la gente y a otros animales”.

“Dicen que aparece los viernes o los días de luna llena, pero lo más estricto es que no aparece cualquier viernes, sino los viernes de luna llena”, puntualizó también Muñiz.

Si bien el lobisón ha sido reflejado en películas y libros, además de la cantidad de testimonios que dicen haberlo visto o escuchado, el periodista aclaró que “nunca se puede comprobar exactamente nada”.

“El lobisón no hace daño, pero la gente le tiene miedo porque seguramente en la antigüedad hacía alguno, aunque se dice que tiene tendencia a atacar a otros animales o las personas”, sostuvo el periodista, que redondeó: “La gente dice que existe el lobisón. Yo nunca lo he visto, pero hay infinidad de testimonios que dan cuenta de esto”.